El Gobierno presenta el Plan Estratégico Salud y Medio Ambiente (PESMA) con el objetivo de proteger a la población de los riesgos medioambientales

El Plan Estratégico Salud y Medio Ambiente se orienta hacia la protección de la población más vulnerable “ya que los factores ambientales influyen en la salud humana y como resultado, puede producirse una importante carga de enfermedad que no afecta a todos por igual, sino que impacta con más fuerza en los grupos de población con mayor vulnerabilidad, supone un hito y un punto de inflexión con un enfoque ‘One Health’ convirtiendo a España en un país pionero en este abordaje integral desde la salud y el medio ambiente para abordar desafíos futuros del cambio climáticos y otros factores ambientales”, ha destacado la ministra Darias.

El Ministerio de Sanidad, en coordinación con el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, ha puesto en marcha el Plan Estratégico de Salud y Medio Ambiente (PESMA) destinado a proteger a la población de los riesgos medioambientales. El documento, que estará vigente hasta 2026, ha sido aprobado el 24 de noviembre de 2021 en la sesión extraordinaria del Pleno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud conjunta con la Conferencia Sectorial de Medio Ambiente en la que han participado la vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera y la ministra de Sanidad, Carolina Darias.

Este documento estratégico, el primero de sus características que se realiza en España, es una herramienta de gestión adecuada para afrontar, desde el punto de vista de la salud humana, los grandes desafíos ambientales de nuestro tiempo. De este modo, el PESMA se centra en promover entornos saludables para la población, reducir la carga de enfermedades e identificar nuevas amenazas para la salud derivadas de factores ambientales.

El proceso de construcción del PESMA ha sido un ejercicio complejo y multidisciplinar que ha contado con la participación del personal técnico de ambos ministerios, además de más de un centenar de expertos de la ciencia y la sociedad españolas.

El PESMA contempla 14 áreas temáticas que tratan de abordar los factores de riesgo ambientales con mayor impacto en la salud e incluye acciones encaminadas a la creación de sistemas de vigilancia para el efecto de la contaminación atmosférica en la salud, la identificación de factores ambientales vinculados al desarrollo de enfermedades zoonóticas, y transmitidas por vectores, o la medición de los efectos de la contaminación acústica.

Desde la perspectiva medioambiental se han definido las siguientes cuatro áreas temáticas que presentan riesgos para la salud:

1) Cambio climático y salud: riesgos del clima, temperaturas extremas y vectores transmisores de enfermedades.

2) Contaminación: productos químicos, residuos, calidad del aire, calidad del agua y contaminación industrial.

3) Radiaciones: radiactividad natural, campos electromagnéticos y radiación ultravioleta.

4) Hábitat y salud: ruido ambiental y vibraciones, calidad de ambientes interiores y ciudades saludables.

Leer más

¿Cómo afectaron las decisiones gubernamentales a la reducción de los niveles de contaminación atmosférica durante los confinamientos COVID en Europa?

En numerosos estudios se ha concluido que existe una clara disminución de los niveles de contaminación atmosférica tras la aplicación de medidas de bloqueo durante la primera ola de la pandemia de COVID-19. Sin embargo, estas investigaciones se basaron en comparaciones utilizando los años anteriores como referencia y no evaluaron el papel de las diferentes intervenciones políticas.

Un nuevo estudio, publicado por la revista Nature este enero, cuyos autores fueron Rochelle Schneider, Pierre Masselot, Ana M. Vicedo-Cabrera, Francesco Sera, Marta Blangiardo, Chiara Forlani, John Douros, Oriol Jorba, Mario Adani, Rostislav Kouznetsov, Florian Couvidat, Joaquim Arteta, Blandine Raux, Marc Guevara, Augustin Colette, Jérôme Barré, Vincent-Henri Peuch y Antonio Gasparrini, cuantifica la asociación entre las medidas de cierre específicas y la disminución de los niveles de dióxido de nitrógeno (NO2), ozono (O3), y material particulado (PM2.5 y PM10) en 47 ciudades europeas. También estima el número de muertes evitadas durante el periodo.

Este estudio utilizó datos modelizados del Servicio de Vigilancia de la Atmósfera de Copernicus (CAMS) para definir de las tendencias diarias de la contaminación atmosférica, proporcionando una representación precisa de ésta durante la primera fase de la pandemia, que se ha simulado comparando los escenarios de bloqueo con los de mantenimiento de la normalidad mediante un conjunto de seis modelos de previsión numérica de última generación del CAMS. Los cambios en NO2, O3, PM2.5 y PM10 se compararon por separado con los niveles con medidas de cierre estandarizadas, obteniendo así estimaciones cuantitativas de la asociación con el rigor de las políticas.

La principal conclusión del estudio es que el contaminante con mayor disminución de su concentración fue el dióxido de nitrógeno (NO2). Aunque en toda Europa cayó la concentración de este contaminante en el aire, las mayores reducciones, por encima del 50% respecto a lo normal, se registraron en las grandes ciudades de España, Portugal, Francia e Italia.

También se identificaron diferencias entre las intervenciones, concretamente los fuertes efectos de las acciones relacionadas con el cierre de escuelas y lugares de trabajo, las limitaciones a las reuniones y los requisitos de permanencia en casa.

Leer más

Una nueva app que proporcionará información sobre la calidad del aire a los ciudadanos en tiempo real

Varios expertos se han unido para desarrollar un proyecto en el cual se podría dar información granular sobre la calidad del aire a los ciudadanos de a pie. Este proyecto forma parte del Consorcio PASS, un consorcio formado por expertos en tecnología y calidad del aire, financiado en parte por empresas del sector privado y por Innovate UK. Innovate UK es una organización gubernamental encargada de apoyar a las empresas, universidades y compañías de I+D del Reino Unido para que crezcan y desarrollen nuevas tecnologías que hagan crecer la economía del país.

Esta información estaría disponible mediante una app y una página web para que el usuario pueda planificar las rutas por las que va a circular en función de la contaminación atmosférica que haya en ellas. Para las autoridades esta app sería de gran utilidad para planificar estrategias con el objetivo de mitigar la contaminación en zonas específicas de las ciudades.

Esta app supondría un gran cambio para la población más vulnerable, pues numerosos barrios y zonas de Reino Unido no disponen de monitores de calidad del aire, por lo que gracias a este proyecto, ciudadanos con problemas respiratorios pueden evitar estas zonas.

Los miembros del consorcio PASS planean reunir los datos de los sensores de calidad del aire, el tiempo, el tráfico, la geografía y el espacio mediante Sistemas de Información Geográfica, y utilizar la Inteligencia Artificial para ofrecer datos en vivo y predictivos a nivel granular.

El Dr. Mohammad Nazir OBE, Director General de Nazir Associate Ltd y director del Consorcio PASS, declaró: "La granularidad localizada de los datos, así como el nivel de la unidad de código postal, es necesaria para ayudar a los ciudadanos a comprender mejor las repercusiones de la calidad del aire en su salud y facilitarles la aplicación y evaluación de medidas de mitigación eficaces".

Leer más

2 millones de casos de asma infantil en el mundo relacionados con la contaminación del tráfico

El asma infantil consiste en la inflamación de las vías respiratorias que provoca la reducción del caudal de aire que puede pasar por ellas, provocando dificultades para respirar. Es una de las causas más frecuentes de hospitalización en los niños, así como de absentismo escolar.

Según un estudio de la Universidad George Washington publicado en enero en The Lancet Planetary Health, casi dos millones de infantes desarrollan esta enfermedad debido a la respiración continuada de aire contaminado por el tráfico. En esta investigación realizada por Susan C Anenberg, Arash Mohegh, Daniel L Goldberg, Katrin Burkart, Perry Hystad, Andrew Larkin, Sarah Wozniak y Lok Lamsal, se estudiaron las concentraciones de dióxido de nitrógeno (NO2) relacionadas con el tráfico en más de 13000 ciudades, desde Los Ángeles hasta Bombay, y realizaron un seguimiento de los nuevos casos de asma en niños entre 2000 y 2019.

Los investigadores descubrieron que de los 1,85 millones de nuevos casos de asma estimados atribuidos al NO2, 2/3 se produjeron en zonas urbanas. En cambio, se descubrió que los casos de asma en áreas urbanas habían disminuido en los últimos años. Los investigadores lo atribuyen a las regulaciones cada vez más estrictas en cuanto a emisiones en los países más desarrollados.

En el estudio se destacó que la contaminación del aire ha aumentado en el sur de Asia, el África subsahariana y Oriente Medio, por lo que el riesgo de que los niños desarrollen asma sería mayor, siendo un grave problema la desventaja social en infantes.

Susan Anenberg, coautora del estudio, comentó que "reducir el transporte impulsado por combustibles fósiles puede ayudar a los niños y a los adultos a respirar mejor y puede reportar grandes beneficios para la salud, como un menor número de casos de asma pediátrica y de muertes. Al mismo tiempo, también se reducirían las emisiones de gases de efecto invernadero, lo que conduciría a un clima más saludable".

Leer más 

Qué es el black carbon y cómo podemos evitar su aparición

El carbono negro (black carbon) se genera a partir de la combustión incompleta de combustibles fósiles, biocombustibles o biomasa, se trata de un componente de material particulado fino (PM2,5). La compleja mezcla de partículas resultante de la combustión incompleta suele denominarse hollín.

El carbono negro es un contaminante climático de corta duración, con una vida útil de sólo días o semanas tras su liberación en la atmósfera. Durante este corto periodo de tiempo, el carbono negro no solo produce el calentamiento de la atmósfera, también deteriora la calidad del aire y se le ha asociado con efectos negativos graves sobre la salud humana, daños a ecosistemas y a edificaciones.

Si bien las emisiones de carbono negro han disminuido en las últimas décadas en muchos países desarrollados debido a una normativa más estricta, las emisiones están aumentando en muchos países subdesarrollados donde la calidad del aire no está del todo regulada. Asia, África y América Latina contribuyen con aproximadamente el 88% de las emisiones mundiales de carbono negro.

Por unidad de masa, el carbono negro tiene un impacto en el calentamiento mundial entre 460 y 1500 veces mayor que el CO2. Éste influye también en la formación de nubes y la lluvia.

Con respecto a la salud, la muerte prematura de adultos con enfermedades cardíacas y pulmonares, accidentes cerebrovasculares, infartos de miocardio, bronquitis y el agravamiento del asma están estrechamente relacionados con la presencia de black carbon en la atmósfera.

Para evitar estos efectos perjudiciales, los gobiernos deben establecer una normativa más restrictiva con respecto a la calidad del aire, aunque también se pueden tomar medidas en el ambiente doméstico, algunas pueden ser: sustituir la cocina tradicional por cocinas de combustible moderno de combustión limpia, eliminar las lámparas de queroseno, sustituir el carbón en trozos por briquetas de carbón para cocinar y calentar o sustituir las estufas y quemadores de leña por estufas y calderas de pellets.

Leer más

Publicación del Perfil Ambiental de España 2020

El Perfil Ambiental de España 2020 es un informe elaborado por la Subdirección General de Relaciones Internacionales (Punto Focal Nacional de la Agencia Europea de Medio Ambiente en España) del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.

Esta serie anual, iniciada con el Perfil Ambiental de España 2004, presenta como objetivo, acercar la situación ambiental de España al mayor público posible, con información desagregada por comunidades autónomas y referencias a la Unión Europea.

El informe contribuye al cumplimiento de las obligaciones de información ambiental establecidas en el Convenio de Aarhus. Obligaciones que están en la misma línea de las marcadas en la Ley 27/2006, de 18 de julio, por la que se regulan los derechos de acceso a la información, de participación pública y de acceso a la justicia en materia de medio ambiente. También se recogen en la Ley 37/2007, de 16 de noviembre, sobre reutilización de la información del sector público.

La estructura y el contenido de esta edición se organizan en cinco áreas de conocimiento, una más que en la edición anterior al incluir una específica sobre “Salud y evaluación de riesgo ambiental”. En ellas se agrupan los 15 temas ambientales y sectoriales en los que se organiza la información ambiental, presentada mediante indicadores. Para la mayoría de los indicadores, se incluye un análisis de su tendencia en dos marcos temporales específicos: uno hasta 2019, que incluye le evolución del indicador en los últimos 10 años y respecto al año anterior y otro referido a 2020, año en el que la evolución ambiental ha estado muy condicionada por los efectos de la COVID-19 y de las medidas sanitarias adoptadas.

El documento se acompaña de tres apéndices que complementan el contenido y la utilización de la publicación y de un “Resumen ejecutivo” que recopila las líneas más destacadas de la política ambiental y, en ocasiones, las iniciativas adoptadas para su desarrollo, y las conclusiones derivadas de los indicadores incluidos que permiten el seguimiento de las mismas.

Se trata de una foto de situación sobre las principales variables que determinan la salud ambiental de nuestro país. Este informe elaborado por el MITECO analiza la calidad del aire, el suelo y las aguas; el estado de las costas y el medio marino y terrestre; o la salud de nuestros bosques y ecosistemas protegidos, entre otros.

Leer más               

— 20 Items per Page
Showing 61 - 66 of 66 results.