Una próxima normativa de la UE limitará la emisión de contaminantes de los vehículos

La próxima normativa Euro 7 de la UE, que se presentará en julio, obligará a los fabricantes de vehículos a reducir la cantidad de contaminantes, como los óxidos de nitrógeno y los óxidos de azufre, para así reducir la contribución de los vehículos a la contaminación atmosférica.

Esta nueva normativa se espera que "beneficie en gran medida a la salud pública al reducir la mortalidad y la morbilidad causadas por la contaminación atmosférica que afecta sobre todo a las poblaciones urbanas", según un primer análisis de costes y beneficios de la normativa elaborado por la Comisión Europea.

"A la hora de desarrollar la norma Euro 7, ya no puede tratarse principalmente de una reducción general del nivel de emisiones, sino que también hay que hacer más clara la legislación, racionalizarla y adaptarla a los nuevos avances tecnológicos", declaró a EURACTIV un portavoz de la VDA, asociación que representa a los fabricantes alemanes de piezas de automóviles.

La fricción que provoca la detención de un vehículo puede provocar el desprendimiento de partículas PM10 y PM2,5 de la pastilla de freno. Una solución a este problema, desarrollada por la empresa francesa Tallano, consiste en aspirar el polvo de las pastillas de freno en un filtro antes de que pueda ser liberado al medio ambiente.

La normativa considerará la necesidad de limitar las emisiones de PM2,5 y nanopartículas procedentes de todos los tipos de motores de combustión y de los frenos de los vehículos convencionales y eléctricos por igual.

La normativa Euro 7 debía publicarse a finales de 2021, pero posteriormente se retrasó, para disgusto de algunas ONGs, como Transport & Environment, una ONG dedicada a la movilidad limpia, que calificó el retraso de "inaceptable e innecesario".

Leer más

Una misión de la NASA estudiará el impacto atmosférico que provocan las partículas finas

Los investigadores de la NASA llevan mucho tiempo centrándose en el transporte atmosférico del material particulado, un viaje que puede durar horas o semanas, dependiendo del tamaño de las partículas. Su impacto atmosférico se incluye en los modelos climáticos, pero sigue sin estar claro si el polvo tiene un efecto neto de calentamiento o enfriamiento en el planeta, y cómo está cambiando con el tiempo.

La misión Earth Surface Mineral Dust Source Investigation (EMIT) de la NASA, que se lanzará en junio, tiene como objetivo profundizar en la comprensión de los investigadores sobre estas partículas finas de suelo, limo y arcilla de los desiertos de la Tierra y, en última instancia, cómo afectan el clima.

La incertidumbre se debe a la falta de datos sobre la composición del polvo, explica Natalie Mahowald, investigadora principal adjunta del EMIT y científica del sistema terrestre de la Universidad de Cornell en Ithaca (Nueva York). "Hay mucha variabilidad en las emisiones de polvo: cada segundo hay alguna variabilidad debida a cambios en el viento o la lluvia, y hay variabilidad estacional, anual y a largo plazo", dijo Mahowald. "El EMIT proporcionará información sobre las regiones de origen del polvo, que combinaremos con otra información atmosférica y climática para evaluar los cambios en las emisiones y comprender mejor lo que ha ocurrido en el pasado y lo que ocurrirá en el futuro".

EMIT se centrará en 10 variedades de polvo importantes, incluidas las que contienen óxidos de hierro, cuyos tonos rojo oscuro pueden causar un fuerte calentamiento de la atmósfera. Saber qué tipos de polvo prevalecen en la superficie de cada región proporcionará nueva información sobre la composición de las partículas levantadas y transportadas por el aire.

Leer más

¿Qué es el ozono troposférico?

#Comunicaire #Contaminaciónatmosférica #UEX @UexDivulga @InfoUex Universidad de Extremadura (UEx) Consejería para la Transición Ecológica y Sostenibilidad Cultura Científica Universidad Extremadura UEx

La fundación CYD analiza las universidades que destacan por su implicación en los Objetivos de Desarrollo Sostenible

Declarado en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático desde 1992, el Día Mundial del Clima (26 de marzo) surge con el objetivo de concienciar a la población sobre la importancia que tienen las acciones y actividades del ser humano en la variación climática.

La educación superior cumple un rol primordial en la concienciación de este fenómeno, siendo la universidad un espacio idóneo para materializarlo, dada la misión que tiene en la formación y educación de los futuros profesionales para que de esta forma se logre la contribución necesaria de los profesionales en la adaptación y mitigación de los efectos del cambio climático.

El Pacto Verde Europeo ha dado un importante paso al anunciar un nuevo marco de competencias universitarias sobre cambio climático y desarrollo sostenible. En España, la Ley de Cambio Climático y Transición ecológica (21 de mayo de 2021), establece que las universidades revisen el tratamiento del cambio climático en los planes de estudios garantizando la formación del profesorado así como impulsar decididamente la investigación sobre esta materia.

La fundación CYD (Fundación Conocimiento y Desarrollo), recoge las universidades españolas que obtienen mejores puntuaciones en el Impact Rankings (elaborado por el Times Higher Education) para analizar la implicación y el compromiso de las instituciones de educación superior con la sostenibilidad y con los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible. Del total de 38 universidades españolas participantes, la fundación analiza a las que destacan en los 4 objetivos relacionados con el clima: ODS 7 (energía asequible y no contaminante), ODS 11 (ciudades y comunidades sostenibles), ODS 12 (producción y consumo responsables) y, por supuesto, ODS 13 (acción por el clima).

Algunas de estas universidades fueron: la Universidad Pontificia Comillas (destacada en el ODS 7), La Universidad de Jaén (ODS 7 y ODS 12), la Universidad de de Vigo (ODS 7), la Universitat Autònoma de Barcelona (ODS 11, ODS 12 y ODS 13) o la Universitat Politècnica de València (ODS 12).

Leer más

La OMS aconseja a los gobiernos frenar el uso de combustibles fósiles para disminuir la contaminación atmosférica

La Organización Mundial de la Salud ha actualizado su base de datos, publicada en vísperas del Día Mundial de la Salud, introduciendo por primera vez mediciones de las concentraciones medias anuales de dióxido de nitrógeno (NO2), un contaminante urbano común y precursor de aerosoles secundarios y de ozono. También incluye mediciones de material particulado (PM10 y PM2,5). Ambos grupos de contaminantes se originan principalmente por la actividad antropogénica, con especial participación de la combustión de combustibles fósiles.

Los resultados obtenidos han llevado a que la OMS ponga énfasis en la importancia de disminuir e incluso frenar el uso de combustibles fósiles y adoptar otras medidas tangibles para reducir los niveles de contaminación atmosférica.

"Los problemas energéticos actuales ponen de manifiesto la importancia de acelerar la transición a sistemas energéticos más limpios y saludables", comenta el Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la OMS. "Los elevados precios de los combustibles fósiles, la seguridad energética y la urgencia de hacer frente al doble reto sanitario que suponen la contaminación atmosférica y el cambio climático, ponen de manifiesto la urgente necesidad de avanzar más rápidamente hacia un mundo mucho menos dependiente de los combustibles fósiles."

A nivel mundial, los países de menores ingresos siguen experimentando una mayor exposición a niveles insalubres de partículas en comparación con la media mundial, en cambio para el dióxido de nitrógeno (NO2), existen menos diferencias entre los países de ingresos altos y bajos y medios.

La base de datos de 2022 tiene por objeto vigilar el estado del aire en el mundo y contribuye al seguimiento de los progresos de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Varios gobiernos están tomando medidas para mejorar la calidad del aire, pero la OMS pide que se intensifiquen las acciones para adoptar o revisar y aplicar las normas nacionales de calidad del aire de acuerdo con las últimas directrices de la OMS.

Leer más

Descubierto un nuevo mecanismo de acción carcinogénica por partículas atmosféricas ultrafinas

En un estudio publicado por eLife el 19 de abril, se ha identificado un mecanismo que explica cómo las partículas finas podrían aumentar las posibilidades de desarrollar cáncer de pulmón.

El equipo que participó en la investigación, formado por Zhenzhen Wang, Ziyu Zhai, Chunyu Chen, Xuejiao Tian, Zhen Xing, Panfei Xing, Yushun Yang, Junfeng Zhang y Chunming Wang, realizada en la Universidad de Nanjing y la Universidad de Macao, utilizó muestras de partículas finas (FPM) tomadas en siete lugares diferentes de China, centrándose en los efectos sobre las células T citotóxicas (CTL), que son la principal defensa del organismo contra el crecimiento de los tumores.

Las partículas finas inhalables (FPM) que se encuentran en los contaminantes atmosféricos han sido reconocidas como un carcinógeno del grupo 1 y una importante amenaza para la salud mundial.

La primera autora, Zhenzhen Wang, investigadora asociada de la Universidad de Nanjing (NJU), en Nanjing (China), explica: "A pesar de su potencial para causar mutaciones, investigaciones recientes sugieren que el FPM no promueve directamente -e incluso puede inhibir- el crecimiento de las células de cáncer de pulmón. Esto sugiere que el FPM podría conducir al cáncer a través de medios indirectos que favorecen el crecimiento del tumor. Por ejemplo, algunos estudios sugieren que el FPM puede impedir que las células inmunitarias se desplacen hacia donde son necesarias."

Lei Dong comenta: "Nuestro estudio revela un mecanismo completamente nuevo por el que las partículas finas inhaladas promueven el desarrollo de tumores de pulmón. Aportamos pruebas directas de que las proteínas que se adhieren a las partículas finas pueden causar un efecto significativo y adverso, dando lugar a una actividad patógena. Nuestro descubrimiento de que la peroxidasina es el mediador de este efecto en el tejido pulmonar la identifica como un objetivo específico e inesperado para prevenir las enfermedades pulmonares causadas por la contaminación atmosférica."

Leer más

¿Qué son las partículas en suspensión?

#Comunicaire #Contaminaciónatmosférica #UEX @UexDivulga @InfoUex Universidad de Extremadura (UEx) Consejería para la Transición Ecológica y Sostenibilidad Cultura Científica Universidad Extremadura UEx

La mayoría de europeos siguen expuestos a niveles insalubres de contaminación atmosférica

El informe de la AEMA (Agencia Europea de Medio Ambiente) publicado el 1 de abril, presentó los últimos datos oficiales para 2020, más los datos provisionales para 2021, sobre las concentraciones de los principales contaminantes atmosféricos centrándose en los más perjudiciales para la salud humana, como las partículas (PM2.5, PM10), el dióxido de nitrógeno (NO2), el ozono (O3) y el benzo[a]pireno, y evalúa las concentraciones en relación con las normas de calidad del aire de la UE y las directrices de calidad del aire de la OMS.

De acuerdo con este informe, el 96% de la población urbana estaba expuesta a concentraciones de partículas finas (PM2.5) superiores a la directriz de la OMS (Organización Mundial de la Salud) de 5 µg/m3. Esto quiere decir que aunque exista un notable descenso de la contaminación atmosférica procedente del transporte por carretera en 2020 debido a las medidas de bloqueo COVID-19, los incumplimientos de las normas europeas de calidad del aire siguen siendo habituales en toda la Unión Europea (UE).

Aun así, hay buenas noticias. Los niveles de NO2 disminuyeron como resultado directo de la reducción del transporte por carretera. En las principales ciudades de Francia, Italia y España, las concentraciones medias anuales de NO2 descendieron hasta un 25% en 2020, mientras que en el mes de abril las concentraciones se redujeron hasta un 70% en torno a las carreteras normalmente congestionadas por el tráfico.

A pesar de las continuas mejoras globales de la calidad del aire, la contaminación atmosférica sigue siendo un importante problema de salud para los europeos. La exposición crónica a material particulado contribuye al riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares y respiratorias, así como cáncer de pulmón.

Leer más

La NOAA advierte sobre el preocupante aumento de los niveles de metano en la atmósfera

Por segundo año consecutivo, los científicos de la NOAA (National Oceanic and Atmospheric Administration, USA) han observado un aumento anual récord en los niveles atmosféricos de metano, un poderoso gas de efecto invernadero que atrapa el calor y que es el segundo mayor contribuyente al calentamiento global causado por el hombre después del dióxido de carbono.

Mientras que el dióxido de carbono permanece en la atmósfera durante mucho más tiempo que el metano, el metano es aproximadamente 25 veces más efectivo para atrapar el calor en la atmósfera, y tiene una importante influencia a corto plazo en la tasa de cambio climático.

El metano en la atmósfera es generado por muchas fuentes diferentes, como la producción, el transporte y el uso de combustibles fósiles, a partir de la descomposición de la materia orgánica en los humedales y como un subproducto de la digestión por parte de animales rumiantes como las vacas. Determinar qué fuentes específicas son responsables de las variaciones en los aumentos anuales de metano es complejo, pero los científicos estiman que la producción y el uso de combustibles fósiles contribuyen aproximadamente al 30% de las emisiones totales de metano. Estas fuentes industriales de metano son relativamente fáciles de identificar y controlar utilizando la tecnología actual.

                                                              Observatorio de la NOAA en Mauna Loa, Hawaii. Imagen tomada de www.noaa.gov.

El análisis preliminar de la NOAA mostró que el aumento anual del metano atmosférico durante 2021 fue de 17 partes por billón (ppb), el mayor aumento anual registrado desde que comenzaron las mediciones sistemáticas en 1983. El incremento durante 2020 fue de 15,3 ppb. Los niveles de metano atmosférico promediaron 1,895.7 ppb durante 2021, o alrededor de un 162% más que los niveles preindustriales. A partir de las observaciones de la NOAA, los científicos estiman que las emisiones globales de metano en 2021 son un 15% más altas que en el período 1984-2006.

Leer más

Las emisiones de estufas, cocinas y hornos de gas natural en nuestras casas podrían suponer un riesgo para la salud

Numerosos estudios han demostrado que los contaminantes relacionados con la cocina y la calefacción pueden aumentar el riesgo de muchas enfermedades. Si bien existe una amplia investigación sobre el impacto de la contaminación por gases y partículas (PM2,5 y PM10) en el exterior, son mucho menos conocidos los efectos en la salud de estos contaminantes cuando se generan dentro de la casa. La mayoría de los hogares de los países en desarrollo sin acceso a la energía limpia utilizan aparatos de combustión y combustibles ineficientes, generalmente en condiciones de muy poca ventilación.

Las estufas de gas natural de más de 40 millones de hogares estadounidenses liberan metano (CH4), un potente gas de efecto invernadero, a través de fugas en los contadores y de una combustión incompleta. Además de las emisiones de metano, otros contaminantes atmosféricos perjudiciales para la salud, como los óxidos de nitrógeno (NOx), se liberan en el aire de los hogares y pueden provocar enfermedades respiratorias.

Un estudio publicado en la revista Enviromental Science & Technology en enero de 2022, cuyos autores fueron Eric D. Lebel, Colin J. Finnegan, Zutao Ouyang y Robert B. Jackson, demuestra que las familias que no utilizan sus campanas extractoras o que tienen una mala ventilación en la cocina, pueden superar la norma nacional de 1 hora de NO2 (100 ppb) a los pocos minutos de utilizar la estufa, especialmente en las cocinas más pequeñas.

El estudio da varias recomendaciones para limitar en la medida de lo posible estas emisiones y no poner en riesgo la salud de los habitantes en una casa. Una de ellas es tener un detector de metano portátil para poder detectar el momento en que se alcance una concentración superior a la adecuada de este contaminante en un espacio cerrado.

Los autores consideran que se debería recoger mediciones adicionales de las tasas de emisión directa de otros contaminantes procedentes de las estufas, como el monóxido de carbono (CO) y formaldehído, ya que actualmente no se dispone de estos datos. Recomiendan medir los índices de emisión de NOx de otros aparatos de gas y de aparatos eléctricos para poder comparar.

Leer más

¿Se mide la contaminación atmosférica en Extremadura? ¿Dónde puedo ver la calidad del aire en tiempo real?

#Comunicaire #Contaminaciónatmosférica #UEX Universidad de Extremadura (UEx) Consejería para la Transición Ecológica y Sostenibilidad @UexDivulga @InfoUex

Las normas europeas de calidad del aire se incumplen principalmente por emisiones de tráfico y de sistemas de calefacción

El informe "Gestión de la calidad del aire en Europa", publicado el 16 de febrero por la Agencia Europea de Medio Ambiente, revisa la situación de los planes de calidad del aire de los países de la UE, así como Noruega y Reino Unido, que se utilizan para situaciones en las que se superan los límites de contaminación atmosférica e identifica las fuentes que están detrás de esas superaciones.

La mayoría de los planes de calidad del aire se centran en la reducción de los niveles de dióxido de nitrógeno (NO2) y de material particulado (PM10). El 64% de los excesos notificados estaban relacionados con las emisiones del tráfico, que era la principal causa de las altas concentraciones de NO2. La calefacción doméstica estaba relacionada con el 14% de todas las superaciones y era la principal causa de las superaciones de PM10.

Entre 2014 y 2020, 2/3 de todas las superaciones de las normas de calidad del aire notificadas estaban relacionadas con el tráfico en los centros urbanos y la proximidad a las carreteras principales, principalmente debido a las emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx). Seis países superaron los límites establecidos de este contaminante: Austria, Dinamarca, Finlandia, Países Bajos, Portugal y Reino Unido, que notificaron que la fuente principal fue el tráfico.

En cambio, la calefacción doméstica fue una fuente importante de superación de las normas de PM10 en el sur y el este de Europa, en concreto, Croacia, Chipre, Bulgaria, Italia, Polonia, Rumanía, Eslovaquia y Eslovenia. Italia, Francia y España informaron de superaciones de las normas sobre el ozono, relacionadas con el transporte en las zonas urbanas y rurales.

La concienciación pública sobre la contaminación atmosférica es importante para conseguir el apoyo a las medidas para mejorar la calidad del aire. Los Estados miembros deben adoptar las medidas necesarias para reducir las concentraciones de contaminantes atmosféricos y preparar un plan de calidad del aire que establezca las medidas adecuadas. El objetivo es que los períodos de exposición a niveles altos sean mínimos.

Leer más

Grupos de investigación de la Universidad de Extremadura (AIRE y AQUIMA) estudian los episodios de polvo sahariano

Los niveles de partículas ultrafinas están aumentando considerablemente debido a las intrusiones de aire subsahariano de esta semana, llegando a superar los valores límites establecidos por las normas europeas de protección frente a la contaminación atmosférica.

El investigador Eduardo Pinilla, coordinador del grupo AQUIMA, comentó en las noticias de Canal Extremadura: “Por ejemplo, ayer se registraron en Extremadura niveles medios diarios de PM10 muy altos, alcanzando los 514 microgramos por metro cúbico en Plasencia o los 493 microgramos por metro cúbico en Zafra, mientras que Badajoz y Cáceres registraron valores superiores a 300 microgramos por metro cúbico”. El valor límite legal para la protección de la salud humana se encuentra en 50 microgramos por metro cúbico de media diaria. Puntualmente se alcanzaron en Extremadura valores de concentración media superiores a 900 microgramos por metro cúbico.

Estas partículas ultrafinas pueden alcanzar el flujo sanguíneo y afectar por tanto a diversos órganos, al sistema nervioso central y al sistema reproductor, entre otros. También pueden tener efectos muy diversos sobre el medio ambiente y el clima, dependiendo de su tamaño y composición; en líneas generales pueden afectar al crecimiento vegetal, a la fauna, reducen la visibilidad, influyen en los cambios de temperatura netos e incluso pueden alterar los patrones de precipitación y la relación entre la radiación reflejada y la incidente.

El grupo de Análisis Químico del Medio Ambiente (AQUIMA), colabora con la Red Extremeña de Protección e Investigación de la Calidad del Aire (REPICA), gestionada por la Consejería para la Transición Ecológica y Sostenibilidad. El grupo realiza la medida de los niveles de partículas en suspensión PM10 (partículas con diámetro aerodinámico inferior a 10 micras) y PM2.5 (partículas con diámetro aerodinámico inferior a 2.5 micras) en varios puntos de Extremadura, entre otros parámetros regulados. El grupo de investigación AIRE (Física de la Atmósfera, Clima y Radiación de Extremadura) mide aerosol en columna en sus estaciones de Cáceres y Badajoz.

Ver el reportaje 

Fomentar la economía circular en la industria textil de Europa

El informe de la Agencia Europea de Medio Ambiente (European Environment Agency) "Los textiles y el medio ambiente: El papel del diseño en la economía circular de Europa", publicado el 10 de febrero, cuyos autores fueron Tom Duhoux, Kévin Le Blévennec, Saskia Manshoven, Francesca Grossi, Mona Arnold, y Lars Fogh Mortensen, ofrece estimaciones actualizadas de los impactos del ciclo de vida del textil en el medio ambiente y el clima.

El objetivo de este informe es contribuir a la aplicación de la Estrategia de la UE para los Textiles y la Iniciativa de Productos Sostenibles de la UE a través de una mejor comprensión de los impactos ambientales de los textiles desde una perspectiva europea e identificar los principios de diseño y las medidas para aumentar la economía circular en la industria textil.

Durante la próxima década, Europa se enfrentará al doble reto de hacer frente a los impactos ambientales y climáticos, mientras que al mismo tiempo se recupera de los impactos económicos y sociales de la pandemia COVID-19. Los objetivos fijados por el Pacto Verde Europeo y el plan de recuperación de la UE de próxima generación sirven como guía para transformar la UE en una sociedad próspera, justa e inclusiva, al tiempo que se adhiere al ambicioso camino hacia una economía competitiva, neutra desde el punto de vista climático, saludable, libre de contaminación y eficiente en el uso de los recursos. La transición a una economía eficiente en el uso de los recursos y neutra desde el punto de vista climático implica cambios significativos en los actuales sistemas de producción y consumo.

El informe muestra que, en comparación con otras categorías de consumo, la industria textil causó en 2020 la tercera mayor presión sobre el uso del agua y la tierra, y el quinto mayor uso de materias primas y emisiones de gases de efecto invernadero. Por persona media en la UE, el consumo textil requirió 9000 litros de agua, 400 metros cuadrados de tierra, 391 kilogramos de materias primas y causó una huella de carbono de unos 270 kg.

En 2020, la producción de productos textiles consumidos en la UE generó unas emisiones totales de gases de efecto invernadero de 121 millones de toneladas de CO2-eq en total, lo que equivale a 270 kg de CO2-eq por persona. Esto hace que los textiles sean responsables del quinto mayor impacto climático entre los ámbitos de consumo de los hogares, después de la vivienda, la alimentación y el transporte.

Leer más

Un estudio explica cómo afecta el cambio climático a la contaminación por ozono y a la salud pública en el siglo XXI

Los altos niveles de emisiones de gases de efecto invernadero procedentes de vehículos, centrales eléctricas y otras fuentes de origen antropológico contribuyen al cambio climático, y pueden tener como efecto secundario el incremento de los niveles de ozono troposférico. La exposición a este contaminante puede agravar el asma, provocar infartos y empeorar otras afecciones respiratorias y cardiovasculares.

Christopher G. Nolte, Tanya L. Spero, Jared H. Bowden, Marcus C. Sarofim, Jeremy Martinich y Megan S. Mallard, investigadores de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA) llevaron a cabo un estudio sobre los impactos del cambio climático en la calidad del aire en los Estados Unidos y las implicaciones para la salud pública, publicado en el Journal of the Air & Waste Management Association. Primero utilizaron datos de dos modelos climáticos globales y elaboraron proyecciones climáticas más localizadas y detalladas sobre Norteamérica para cinco períodos de 11 años.

Comprobaron que las temperaturas máximas medias diarias de verano en los EEUU aumentarían entre 2 y 7 grados Fahrenheit en 2050 y entre 4 y 13 grados Fahrenheit en 2095 según un modelo climático, mientras que el otro modelo climático simulaba aumentos de 4 a 13 grados Fahrenheit en 2050 y de 7 a 20 grados Fahrenheit en 2095.

"Este es el estudio más amplio realizado hasta la fecha sobre el problema climático y sus implicaciones para la salud humana", dijo Chris Nolte, "Nos permite evaluar el impacto de unas condiciones químicas y físicas atmosféricas muy variables sobre las concentraciones medias estacionales de contaminantes y los consiguientes efectos de mortalidad".

Los impactos del cambio climático en la calidad del aire variaron según la región del país y el escenario de emisiones de contaminantes atmosféricos. Esta investigación demostró que las medidas actuales de control de la contaminación atmosférica pueden reducir las concentraciones de ozono incluso con el calentamiento climático y ayudar a los estados a cumplir las normas de calidad del aire para proteger la salud pública.

Leer más

La Alianza para la Salud y el Medio Ambiente recomienda priorizar criterios de salud en normativas europeas de calidad del aire

La Alianza para la Salud y el Medio Ambiente (The Health and Environment Alliance, HEAL) es la principal organización sin ánimo de lucro que se ocupa de cómo el medio ambiente afecta a la salud humana en la Unión Europea (UE) y fuera de ella. HEAL trabaja para elaborar leyes y políticas que promuevan la salud planetaria y humana y protejan a los más afectados por la contaminación, además de concienciar sobre los beneficios de la acción medioambiental para la salud.

Las más de 90 organizaciones miembros de HEAL incluyen grupos internacionales, europeos, nacionales y locales de profesionales de la salud, aseguradoras sanitarias sin ánimo de lucro, pacientes, ciudadanos, mujeres, jóvenes y expertos en medio ambiente que representan a más de 200 millones de personas en los 53 países de la región europea de la OMS.

El 15 de febrero, HEAL subió una infografía recalcando que la contaminación atmosférica es la principal amenaza para la salud de las personas, tanto a corto como a largo plazo, siendo algunos grupos más vulnerables a la contaminación como son los niños, las mujeres embarazadas, los ancianos, las personas que ya están enfermas o viven en la pobreza.

En esta infografía se explica que el 97% de la población urbana en la Unión Europea vive en zonas con una mala calidad del aire. Destaca que el 34% de habitantes en la UE viven con concentraciones de ozono (O3) por encima de las normas de la UE, un 15% con concentraciones de material particulado grueso (PM10) y un 15% con concentraciones de benzo(a)pireno (BaP) superiores a las normativa europea.

El material particulado (PM) puede causar enfermedades cardiovasculares, embolias, desarrollo de demencia, obesidad, y en los niños causa un impacto en el cerebro mientras se está desarrollando y en el sistema nervioso central. También incrementa el riesgo de nacimiento prematuro en embarazadas y de una reducción en el peso del recién nacido. El benzo(a)pireno (BaP) se asocia al incremento de problemas en el comportamiento de los infantes, como el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) y debilita el sistema inmune. El dióxido de nitrógeno (NO2) causa asma, irritación en la garganta y problemas respiratorios.

Leer más   

El Gobierno presenta el Plan Estratégico Salud y Medio Ambiente (PESMA) con el objetivo de proteger a la población de los riesgos medioambientales

El Plan Estratégico Salud y Medio Ambiente se orienta hacia la protección de la población más vulnerable “ya que los factores ambientales influyen en la salud humana y como resultado, puede producirse una importante carga de enfermedad que no afecta a todos por igual, sino que impacta con más fuerza en los grupos de población con mayor vulnerabilidad, supone un hito y un punto de inflexión con un enfoque ‘One Health’ convirtiendo a España en un país pionero en este abordaje integral desde la salud y el medio ambiente para abordar desafíos futuros del cambio climáticos y otros factores ambientales”, ha destacado la ministra Darias.

El Ministerio de Sanidad, en coordinación con el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, ha puesto en marcha el Plan Estratégico de Salud y Medio Ambiente (PESMA) destinado a proteger a la población de los riesgos medioambientales. El documento, que estará vigente hasta 2026, ha sido aprobado el 24 de noviembre de 2021 en la sesión extraordinaria del Pleno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud conjunta con la Conferencia Sectorial de Medio Ambiente en la que han participado la vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera y la ministra de Sanidad, Carolina Darias.

Este documento estratégico, el primero de sus características que se realiza en España, es una herramienta de gestión adecuada para afrontar, desde el punto de vista de la salud humana, los grandes desafíos ambientales de nuestro tiempo. De este modo, el PESMA se centra en promover entornos saludables para la población, reducir la carga de enfermedades e identificar nuevas amenazas para la salud derivadas de factores ambientales.

El proceso de construcción del PESMA ha sido un ejercicio complejo y multidisciplinar que ha contado con la participación del personal técnico de ambos ministerios, además de más de un centenar de expertos de la ciencia y la sociedad españolas.

El PESMA contempla 14 áreas temáticas que tratan de abordar los factores de riesgo ambientales con mayor impacto en la salud e incluye acciones encaminadas a la creación de sistemas de vigilancia para el efecto de la contaminación atmosférica en la salud, la identificación de factores ambientales vinculados al desarrollo de enfermedades zoonóticas, y transmitidas por vectores, o la medición de los efectos de la contaminación acústica.

Desde la perspectiva medioambiental se han definido las siguientes cuatro áreas temáticas que presentan riesgos para la salud:

1) Cambio climático y salud: riesgos del clima, temperaturas extremas y vectores transmisores de enfermedades.

2) Contaminación: productos químicos, residuos, calidad del aire, calidad del agua y contaminación industrial.

3) Radiaciones: radiactividad natural, campos electromagnéticos y radiación ultravioleta.

4) Hábitat y salud: ruido ambiental y vibraciones, calidad de ambientes interiores y ciudades saludables.

Leer más

¿Cómo afectaron las decisiones gubernamentales a la reducción de los niveles de contaminación atmosférica durante los confinamientos COVID en Europa?

En numerosos estudios se ha concluido que existe una clara disminución de los niveles de contaminación atmosférica tras la aplicación de medidas de bloqueo durante la primera ola de la pandemia de COVID-19. Sin embargo, estas investigaciones se basaron en comparaciones utilizando los años anteriores como referencia y no evaluaron el papel de las diferentes intervenciones políticas.

Un nuevo estudio, publicado por la revista Nature este enero, cuyos autores fueron Rochelle Schneider, Pierre Masselot, Ana M. Vicedo-Cabrera, Francesco Sera, Marta Blangiardo, Chiara Forlani, John Douros, Oriol Jorba, Mario Adani, Rostislav Kouznetsov, Florian Couvidat, Joaquim Arteta, Blandine Raux, Marc Guevara, Augustin Colette, Jérôme Barré, Vincent-Henri Peuch y Antonio Gasparrini, cuantifica la asociación entre las medidas de cierre específicas y la disminución de los niveles de dióxido de nitrógeno (NO2), ozono (O3), y material particulado (PM2.5 y PM10) en 47 ciudades europeas. También estima el número de muertes evitadas durante el periodo.

Este estudio utilizó datos modelizados del Servicio de Vigilancia de la Atmósfera de Copernicus (CAMS) para definir de las tendencias diarias de la contaminación atmosférica, proporcionando una representación precisa de ésta durante la primera fase de la pandemia, que se ha simulado comparando los escenarios de bloqueo con los de mantenimiento de la normalidad mediante un conjunto de seis modelos de previsión numérica de última generación del CAMS. Los cambios en NO2, O3, PM2.5 y PM10 se compararon por separado con los niveles con medidas de cierre estandarizadas, obteniendo así estimaciones cuantitativas de la asociación con el rigor de las políticas.

La principal conclusión del estudio es que el contaminante con mayor disminución de su concentración fue el dióxido de nitrógeno (NO2). Aunque en toda Europa cayó la concentración de este contaminante en el aire, las mayores reducciones, por encima del 50% respecto a lo normal, se registraron en las grandes ciudades de España, Portugal, Francia e Italia.

También se identificaron diferencias entre las intervenciones, concretamente los fuertes efectos de las acciones relacionadas con el cierre de escuelas y lugares de trabajo, las limitaciones a las reuniones y los requisitos de permanencia en casa.

Leer más

Una nueva app que proporcionará información sobre la calidad del aire a los ciudadanos en tiempo real

Varios expertos se han unido para desarrollar un proyecto en el cual se podría dar información granular sobre la calidad del aire a los ciudadanos de a pie. Este proyecto forma parte del Consorcio PASS, un consorcio formado por expertos en tecnología y calidad del aire, financiado en parte por empresas del sector privado y por Innovate UK. Innovate UK es una organización gubernamental encargada de apoyar a las empresas, universidades y compañías de I+D del Reino Unido para que crezcan y desarrollen nuevas tecnologías que hagan crecer la economía del país.

Esta información estaría disponible mediante una app y una página web para que el usuario pueda planificar las rutas por las que va a circular en función de la contaminación atmosférica que haya en ellas. Para las autoridades esta app sería de gran utilidad para planificar estrategias con el objetivo de mitigar la contaminación en zonas específicas de las ciudades.

Esta app supondría un gran cambio para la población más vulnerable, pues numerosos barrios y zonas de Reino Unido no disponen de monitores de calidad del aire, por lo que gracias a este proyecto, ciudadanos con problemas respiratorios pueden evitar estas zonas.

Los miembros del consorcio PASS planean reunir los datos de los sensores de calidad del aire, el tiempo, el tráfico, la geografía y el espacio mediante Sistemas de Información Geográfica, y utilizar la Inteligencia Artificial para ofrecer datos en vivo y predictivos a nivel granular.

El Dr. Mohammad Nazir OBE, Director General de Nazir Associate Ltd y director del Consorcio PASS, declaró: "La granularidad localizada de los datos, así como el nivel de la unidad de código postal, es necesaria para ayudar a los ciudadanos a comprender mejor las repercusiones de la calidad del aire en su salud y facilitarles la aplicación y evaluación de medidas de mitigación eficaces".

Leer más

2 millones de casos de asma infantil en el mundo relacionados con la contaminación del tráfico

El asma infantil consiste en la inflamación de las vías respiratorias que provoca la reducción del caudal de aire que puede pasar por ellas, provocando dificultades para respirar. Es una de las causas más frecuentes de hospitalización en los niños, así como de absentismo escolar.

Según un estudio de la Universidad George Washington publicado en enero en The Lancet Planetary Health, casi dos millones de infantes desarrollan esta enfermedad debido a la respiración continuada de aire contaminado por el tráfico. En esta investigación realizada por Susan C Anenberg, Arash Mohegh, Daniel L Goldberg, Katrin Burkart, Perry Hystad, Andrew Larkin, Sarah Wozniak y Lok Lamsal, se estudiaron las concentraciones de dióxido de nitrógeno (NO2) relacionadas con el tráfico en más de 13000 ciudades, desde Los Ángeles hasta Bombay, y realizaron un seguimiento de los nuevos casos de asma en niños entre 2000 y 2019.

Los investigadores descubrieron que de los 1,85 millones de nuevos casos de asma estimados atribuidos al NO2, 2/3 se produjeron en zonas urbanas. En cambio, se descubrió que los casos de asma en áreas urbanas habían disminuido en los últimos años. Los investigadores lo atribuyen a las regulaciones cada vez más estrictas en cuanto a emisiones en los países más desarrollados.

En el estudio se destacó que la contaminación del aire ha aumentado en el sur de Asia, el África subsahariana y Oriente Medio, por lo que el riesgo de que los niños desarrollen asma sería mayor, siendo un grave problema la desventaja social en infantes.

Susan Anenberg, coautora del estudio, comentó que "reducir el transporte impulsado por combustibles fósiles puede ayudar a los niños y a los adultos a respirar mejor y puede reportar grandes beneficios para la salud, como un menor número de casos de asma pediátrica y de muertes. Al mismo tiempo, también se reducirían las emisiones de gases de efecto invernadero, lo que conduciría a un clima más saludable".

Leer más 

— 20 Items per Page
Showing 61 - 80 of 82 results.